enero 10, 2015

Beneficios Iluminación LED

Beneficios de la Iluminación LED

La tecnología LED de alta potencia es un avance relativamente reciente. Los beneficios de la iluminación LED son muchos, acá ilustramos algunos:

 

AHORRO DE ENERGÍA


TesLed consume hasta 80% menos de energía comparado con otras tecnologías de iluminación, ahorrándole dinero en la factura de electricidad.

EFICIENCIA ENERGÉTICA


TesLed usa de mejor manera la energía. La cantidad de luz por cada Watt de energía consumido es alta, mayor que con otras alternativas. En iluminación doméstica, esta eficiencia es aproximadamente 88 lm/W.

VARIEDAD


Existe una variedad de colores y tonos, para personalizar el estilo y ambiente que se desea. La temperatura de color puede ser escogida de acuerdo a la sensación de relajación/concentración que se busca.

TIEMPO DE VIDA


Los LEDs tienen la ventaja de tener un mayor tiempo de vida que cualquier otra tecnología de iluminación, ahorrándole el costo de compra de uno nuevo, y generando menos basura.

ECOLÓGICO


Tecnología amigable con el medio ambiente. Las lámparas LED no contienen mercurio u otros gases tóxicos, ni emiten rayos ultravioleta, además de gastar menos energía.

RESISTENCIA FÍSICA


Al ser un componente sólido, un LED es menos frágil que otras formas de iluminación. No necesita estar en una carcasa hermética para funcionar.

LUZ ENFOCADA


Una luminaria LED puede enfocar su luz, haciendo mejor uso de la luz producida. Otras tecnologías de iluminación requieren reflectores y desperdicio de energía para ser enfocadas, o irradian su luz hacia lados innecesarios.

TIEMPO DE ENCENDIDO


Los LEDs se encienden instantáneamente, no requieren tiempo para arrancar o llegar a su iluminación máxima.

Ciclos de encendido/apagado


A diferencia de la tecnología de los focos y tubos ahorradores (flourescente), los focos LED no pierden tiempo de vida al encenderlos y apagarlos con frecuencia.

 

Tamaño. Los LEDs son más compactos que otras tecnologías de iluminación, y las lámparas pueden tener cualquier forma y tamaño.

Funcionamiento en corriente continua, facilitando la integración con otras tecnologías como paneles solares y baterías.

No tienen variaciones en su intensidad, a diferencia de otras soluciones de iluminación que ocasionan malestar o dolores de cabeza a algunas personas.

Falla lenta: La mayoría de LEDs terminan su tiempo de vida bajando la intensidad de su luz, a diferencia de otras fuentes que fallan abruptamente.

Menor disipación de calor, reduciendo riesgos de quemaduras e incendios.