lampara queroseno

lampara queroseno

Una quinta parte de la población mundial no tiene acceso a la luz eléctrica, lo que provoca millones muertes innecesarias, según advierte hoy Royal Philips. Más de 1.300 millones de personas, según la Agencia Internacional de la Energía, están atrapadas en la pobreza de la luz, ya que no tienen acceso a la electricidad. La mayoría de los afectados recurren a las lámparas de queroseno y velas para iluminar sus hogares y negocios, pero estas fuentes de luz primitivas se cobran la vida de 1,5 millones de personas cada año debido a enfermedades respiratorias e incendios, la misma cifra de fallecimientos por enfermedades relacionadas con el VIH cada año.

La advertencia se produce hoy, día que la ONU marca el lanzamiento de su Año Internacional de la Luz (IYOL). La iniciativa mundial, junto con la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de Naciones Unidas (UNESCO), reunirá a un gran consorcio de grupos de interés. Se incluyen las sociedades científicas y sindicatos, instituciones educativas, plataformas tecnológicas, organizaciones sin ánimo de lucro y socios del sector privado. A lo largo de 2015, se pondrá de relieve el impacto de la luz en el desarrollo social y económico.

La pobreza de la luz afecta grandes extensiones de África, Asia y América del Sur, por ejemplo, sólo un 1,5% de las personas en el sur de Sudán tienen acceso a la luz eléctrica. En muchos países en desarrollo, las redes eléctricas son inviables debido a las limitaciones geográficas y financieras vinculado a cientos de comunidades aisladas.

La LED solar podría salvar millones de vidas

Sin embargo, la tecnología LED solar puede proporcionar luz a una fracción del coste de funcionamiento de las lámparas de queroseno, sin ningún peligro para la salud, la seguridad o el medioambiente, o la necesidad de grandes inversiones en infraestructura.

“El sufrimiento humano en esta escala es inaceptable en el siglo XXI”, dijo Eric Rondolat, CEO de Philips Lighting. “La iluminación LED con energía solar puede transformar a las comunidades rurales y salvar millones de vidas. Además, no tiene que ser inventado, ya existe y se ha demostrado. Hago un llamamiento a los políticos a unirse y comprometerse a acabar con la pobreza de luz en 2030. “El argumento económico para la adopción de medidas es irresistible: la luz es esencial para la prosperidad humana. Conseguir que 1.300 millones de personas salgan de la pobreza de la luz no sólo tendría impacto en el desarrollo económico, social y cultural, sino que también aportan un impulso al PIB mundial”.

Una sola linterna LED con energía solar utiliza energía cero y puede llenar una habitación con luz eficiente. El coste de una linterna es de 10-20$ una sola vez, en comparación con la factura de combustible anual de 50$ para el funcionamiento de una lámpara de queroseno. A mayor escala, las luminarias LED de energía eficiente y paneles solares se pueden combinar para producir una iluminación sostenible en los lugares públicos y llevar la vida a las comunidades fuera de las horas de luz natural.

Fuente: compromisorse.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *